• About this site
  • Product
  • Reference
  • Site map

Breastfeeding Advisor

Cómo dar leche materna extraída?

Alimentar a su bebé con leche materna extraída es una gran oportunidad para crear un vínculo.

La leche materna es la mejor fuente de alimentación para su bebé. Amamantar crea un vínculo de amor a través del contacto de piel con piel. Pero, cuando la madre tiene dificultades con sus pezones o pechos para amamantar a su bebé directamente, o cuando tiene dificultades físicas, o cuando esta separada de su bebé, es necesario dar al bebé leche materna extraída.
¡Aquí es donde papá puede ayudar! Dándole leche materna extraída a su bebé es una gran forma de crear un vínculo con el bebé.

Calentando leche materna extraída

La leche materna extraída solo puede ser almacenada por cierto periodo de tiempo.
Los nutrientes que el bebé necesita cambian a medida que crece, y la composición de la leche materna cambia para cumplir con las nuevas necesidades. Por esta razón, use la leche materna que tiene guardada lo antes posible, sin importar cuanto tiempo dure antes de dañarse.
Primero, ponga la leche materna congelada o fría bajo un grifo de agua corriente o en agua tibia hasta que se derrita. Después de esto, caliéntela en agua caliente hasta que la leche este a la temperatura de su piel.

Tiempo de almacenamiento recomendado para la leche materna extraída

  Congelador (Aprox.-18℃) Refrigerador
Leche materna fresca 3 semanas 24 horas
Leche materna descongelada sin calentar No recongelar 24 horas

(Source:Pigeon)

*La leche materna que ha sido calentada una vez no debe volver a refrigerarse o congelarse.
*La leche materna no debe ser metida al microondas ya que pierde sus cualidades nutritivas.
*La leche materna no se debe preservar a temperatura ambiente.
*Use la leche materna almacenada lo más pronto posible, sin importar cuanto falte para que expire.

Sostenga a su bebé de la misma manera que lo hace su esposa cuando lo amamanta.

Siéntese en una silla o en el piso y mesa a su bebé. Cuando hace esto, asegúrese que el cuerpo de su bebé este en linea recta, de la misma manera que lo coloca su esposa al amamantarlo.


Alimente a su bebé de tal manera que tome del biberón igual que como si estuviese amamantando.

Cuando este alimentando a su bebé de un biberón, asegúrese que sus labios estén hacia fuera, igual que al amamantar, y que abra su boca ampliamente y se agarre del chupón del biberón firmemente. Si su bebé no se prenda bien del chupón del biberón, sepárelo e inténtelo de nuevo. Asegúrese que su bebé se prenda bien del chupón.


  • Antes de darle un biberón a su bebé, asegúrese que la temperatura sea la adecuada.
    Deje salir algunas gotas de leche calentada en la parte de adentro de su codo o en la muñeca para revisar la temperatura. La leche se debe sentir un poco tibia. Si la siente muy caliente, enfríela en agua fría hasta que llegue a la temperatura adecuada.
  • Cuando le de un biberón a su bebé, existe la posibilidad de que el chupón colapse; no enrosque la tapa demasiado.
  • Siempre alimente a su bebé bajo supervisión adulta.

Después de alimentar a su bebé hágalo eructar para sacar los gases.

Después de alimentar a su bebé con un biberón, al igual que con el amamantamiento, usted necesita sacarle los gases. Sostenga a su bebé derecho sobre su hombro hasta que salgan los gases. Si su bebé no logra sacar ningún gas en el momento, no lo obligue, póngalo en la cuna a dormir.
Si quedara un resto de leche en el biberón, asegúrese de eliminarlo.



page topCopyright © Pigeon corporation. ALL Rights Reserved.